Blogia
El Náufrago Cosmopolita

El periódico fija y da esplendor

El periódico fija y da esplendor El periódico fija el tiempo, como las fechas el tapiz de la Historia, que leí en el Gombrich. Veo un anuncio de Telefónica de esos en página impar llenos de color: "Llega la Videollamada". A partir de ahora parece que se podrá verse por la pantallita mientras se habla, algo muy interesante desde el punto de vista erótico/festivo, al menos.
Si miramos alrededor, ya estamos un poco en el futuro que soñábamos al ver pelis como "Regreso al futuro II" (situada en 2015, con monopatines que vuelan) o Robocop. El metro de Bilbao, limpio, de líneas frías y depuradas es un buen escenario para sentirse en el futuro en el presente. La gente habla con sus móviles de destellos japoneses, otro apunta la lista de la compra en la Palm, y uno de Barakaldo sale en Abando en busca de un cibercafé para hablar por escrito con sus amigos, que no tienen nombre sino nick (Tuttifrutti_04).

Todo muy moderno. Pero no tanto. Porque leo una de esas frases del día que destaca EL CORREO en su página de opinión ("Todavía espero el papel de mi vida", Lauren Bacall) y pienso que no todo es tan moderno. Como ver a Fidel con el brazo en cabestrillo, que es anacronía pura. Ahora entiendo el cuentillo de Monterroso, con el que seguro se levantan de la siesta muchos cubanos (Cuando despertó, el dinosaurio aún estaba allí). Bebo Valdés, leo hoy también, dejó la isla en 1960 y no ha vuelto nunca. Se casó con una sueca.
Un moderno.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres